Cabos

Los cabos, son el grupo de cuerdas que se usan en las embarcaciones para distintos usos náuticos: amarrar la embarcación, izado y arriado de velas, para regular el ángulo de esas velas…

Aquí vamos a centrarnos en dos tipos de cabos que necesitan tener ciertas características por el nivel de exigencia a la que van a ser sometidas. Estamos hablando de drizas y escotas, cabos cuya labor afecta directamente a la maniobrabilidad de nuestra embarcación.

[read more]

Cabos de maniobras: drizas

drizas

La driza es uno de los cabos qué forman parte de lo que se conoce como jarcia de labor. La jarcia de labor el conjunto de cabos y aparejos qué se usan para la navegación de barcos veleros.

El uso fundamental que tiene es el de izar y arriar las velas, una labor muy importante, ya que gracias a este cabo podemos hacer avanzar o detener la embarcación.

Este tipo de cabos se colocan en cada uno de los mástiles de nuestro velero. Este cabo recorre toda la longitud del mástil, desde la base hasta el punto mas alto, en el que se sujeta a una polea. A partir de aquí la driza sujeta la vela desde su extremo, bajando diagonalmente y atándose en la parte inferior de la propia vela.

La forma en la que funciona es muy sencilla: si tiramos de ella conseguimos izar la vela desplegándose e impulsando al velero por el efecto de oposición que esta genera al viento. Para que la vela no se mueva tendremos que sujetar nuestra driza atándola en algún sitio de nuestra embarcación.

Teniendo en cuenta la función que cumple la driza, podemos llegar a la conclusión de que es un cabo qué soporta mucho trabajo. Por tanto, este cabo tiene que ser especialmente resistente para evitar cualquier tipo de rotura. De la calidad de este tipo de cuerdas depende que las velas permanezcan en su sitio y se mantengan firmes a la fuerza del viento.

Así pues, el material del que tienen que estar fabricadas ha de tener una serie de características:

  • Tiene que tener una alta capacidad de carga, es decir, soportar mucho peso y altas tensiones.
  • Poca flexibilidad, es decir, bajo nivel estiramiento.
  • Tienen que ser resistentes a las inclemencias inherentes del mar: agua salada, luz solar y el contante rozamiento.

Los uno de los materiales capaces de aguantar estos condicionantes es el poliester, bien pueden estar fabricadas en poliéster en su totalidad, o bien con el alma de poliéster y recubiertas de otro material.

Pero no es este el único que se usa para la elaboración de estos cabos. El polietileno modificado, o también conocido como dyneema, es un material muy ligero y con una resistencia superior a la del acero. En este caso, el polietileno se usa cómo alma y es recubierto por cualquier otro material más resistente a los elementos y qué sirve de protección.

Sea cual sea el material que elijamos, lo ideal es que les apliquemos un mantenimiento periódico y las revisemos con asiduidad teniendo en cuenta la vital importancia que tienen en la movilidad de nuestro velero.

Cabos de dirección: Escotas

escotas

La escota es uno de los cabos que forman parte de la jarcia cuya labor fundamental es la de modificar el ángulo de la vela en respecto al eje de la embarcación, dicho de otra manera, sirven para orientar las velas. Este cambio de orientación permite que varíe la incidencia del viento sobre las velas con todo lo que ello conlleva desde el punto de vista de movilidad de la embarcación. Esto se traduce en una reducción o en aumento de la marcha.

Las escotas se anudan al ángulo inferior de la vela y a la botavara, que es el mástil horizontal en el que también se sujeta la vela. El movimiento conjunto de ambos elementos es fundamental para la navegación. Para facilitar el movimiento de estos cabos y la maniobrabilidad, las escotas se anudan a lo que se conocen como carros de escota, que son unos cilindros giratorios metálicos que ayudan a la movilidad.

Del mismo que las drizas, las escotas tiene que tener un mínimo de resistencia y de aguante a la abrasión. Por tanto, el material mas usado también para este tipo de cabos son el poliester y el polietileno modificado o dyneema. Hay cuerdas que están fabricadas íntegramente de poliester y otras que son una mezcla de polietileno (Dyneema) y poliester.

Otra característica importante que tienen que tener las escotas es la capacidad de tener un buen deslizamiento y un buen tacto. Teniendo en cuenta que es un cabo muy usado y que tendrá mucho trasiego por nuestras manos, se valora que tenga una buena sujección, pero también que tengan toda la suavidad posible para evitar quemaduras y rozaduras en nuestras manos durante su manipulación.

Se puede concluir por tanto que la combinación de ambos cabos es fundamental para una buena maniobrabilidad de nuestra embarcación y que un buen mantenimiento de ambas es poco menos que fundamental.

[/read]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies